Noticias

Brasil hunde en el Atlántico el portaaviones con 760 toneladas de sustancias tóxicas

Finalmente Brasil procedió el viernes 3 de febrero 2023 a hundir de manera controlada su último portaviones, el ‘Sao Paulo’, un buque de origen francés que estaba fuera de servicio y que contenía en su interior 760 toneladas de amianto, una sustancia muy tóxica.

Portaaviones Sao Paulo

Construido en Francia en 1963, el portaaviones Sao Paulo contaba con 266 metros de eslora, capacidad para albergar 1.300 tripulantes y transportar 30 cazabombarderos.

Ahora Brasil quiere hundir el portaaviones São Paulo

El buque sirvió a Francia bajo el nombre de “Foch” durante 37 años, tiempo en el que fue usado en la guerra civil del Líbano, la guerra del Golfo y otros conflictos en Europa, África y Oriente Medio.

La Marina brasileña lo compró en 2001 por 12 millones de dólares, pero con el pabellón brasileño, el portaaviones estuvo más tiempo en puerto que en alta mar.

Una bomba ambiental

El mayor buque de la flota brasileña era una bomba ambiental con toneladas de amianto y otros componentes tóxicos. Deshacerse de lo que quedaba del portaaviones São Paulo fue una pesadilla para la Marina brasileña. Finalmente el viernes por la tarde lo hundió a 350 kilómetros mar adentro, en una zona de más de 5.000 metros de profundidad.

Marina de Brasil

La Marina de Brasil ya habia afirmado en un comunicado que no tenía alternativa a torpedear el portaviones, porque es “inevitable” que se hunda de forma espontánea dado que el casco está dañado y presenta problemas de flotabilidad.

Asimismo, la Marina explicó que la empresa responsable del barco no tomó las medidas necesarias para obtener la autorización para remolcarlo a puerto, con el objetivo de reparar los graves daños que amenazan su capacidad de permanecer a flote.

Peligros para el medio ambiente

El comunicado fue divulgado un día después de que la Fiscalía solicitase ante la Justicia que impida el hundimiento del barco, debido a los peligros que suponen para el medio ambiente y para la salud pública las 10 toneladas de amianto presentes en el casco.

Los viajes por varios paises del antiguo buque de guerra francés comenzaron en agosto, cuando fue vendido a un astillero turco especializado en el desguace de embarcaciones por 2 millones de dólares. Pero nunca llegó a su destino debido a que las autoridades de Turquía prohibieron su entrada, por lo que tuvo que dar vuelta poco antes de llegar al estrecho de Gibraltar. Desde entonces, el Sao Paulo, el segundo y último portaaviones de la flota de la Marina de Brasil, vagó por el Atlántico, ante la negativa de los puertos, incluso los brasileños, de recibirlo.

El crucero más antiguo del mundo será desguazado

¿Dónde se hundió?

El naufragio tuvo lugar a 350 kilómetros de la costa brasileña, en un área con una profundidad de 5.000 metros, todo ello siguiendo competencias de seguridad para evitar posibles pérdidas logísticas, operativas, ambientales y económicas al Estado brasileño, según ha informado la Armada en un comunicado.

Asimismo, el área seleccionada por el hundimiento del portaaviones ha sido seleccionada en base a estudios realizados por el Centro de Hidrografía de la Marina y el Instituto de Estudios del Mar Almirante Paulo Moreira, prestando especial atención a la mitigación de impactos en la salud pública.

¿Cómo lo hundieron?

La técnica utilizada ha contado con la acción de buzos, quienes han colocado explosivos para perforar el casco y aumentar el flujo de agua hacia el interior del barco hasta hundirlo por completo, ha informado ‘Folha de S.Paulo’.

Romina Gaucci

Redactora y editora. Disfruto escribir sobre la vida a bordo, ayudar a los cruceristas que se inician y leer sobre las experiencias de cada uno. Intercambiando consejos y mostrándoles desde mi perspectiva el mundo que me tiene encantada.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios