Las autoridades gubernamentales de Italia anunciaron la prohibición de recaladas de cruceros en Venecia. Los cruceros deberán realizarse en Marghera

El gobierno de Italia prohibe los cruceros en Venecia

El gobierno italiano anunció que se desviará temporalmente el tráfico de cruceros grandes hacia Marghera, un puerto industrial ubicado en la parte continental, frente a Venecia.

A través de un comunicado, se dio a conocer que el pasado 25 de marzo, el ministro de Transición Ecológica, Roberto Cingolani; el ministro de Cultura, Dario Franceschini; el ministro de Turismo, Massimo Garavaglia; y el ministro de Infraestructuras Sostenibles y Movilidad, Enrico Giovannini, acordaron desviar el tráfico de cruceros con el objetivo de:

proteger un patrimonio histórico-cultural no sólo de Italia, sino de todo el mundo.

Autoridades y los cruceros

Estos grupos denuncian que los buques de gran tamaño, al atravesar el canal de la Giudecca que conduce a la histórica plaza de San Marcos, erosionan los cimientos sumergidos de la ciudad que sufre inundaciones periódicas. También lamentan los daños paisajísticos y ambientales provocados por los cruceros en una ciudad sobreexplotada turísticamente.

Decisión temporal

Esta decisión solo será temporal, mientras las autoridades continúan trabajando en buscar una solución al exceso de tránsito en la isla.

Desde hace pocos años, Venecia ha estado luchando contra el sobreturismo, siendo los cruceros uno de los principales causantes de este problema, ya que diariamente, antes de la pandemia, llegaban miles de personas a la ciudad.

Actualidad en Venecia

En la actualidad, las embarcaciones no pueden entrar en Venecia debido a las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, por lo que su ausencia ha contribuido a mejorar la calidad del agua de las lagunas.

Puerto Marghera

Por su parte, el Gobierno ha estipulado en una primera fase, que las grandes embarcaciones atracarán en el puerto industrial de la vecina Marghera, una localidad perteneciente al municipio de Venecia situada al oeste de la ciudad. Sin embargo, las asociaciones contra los cruceros tampoco aprueban esta vía alternativa de Puerto Marghera, ya que sigue incentivando graves consecuencias medioambientales para la laguna.

Se ha implementado el puerto de Marghera como una solución temporal, ya que en los próximos meses se lanzará un concurso para elegir una terminal portuaria alternativa alejada de la zona para las embarcaciones de más de 40,000 toneladas.

Turismo, economía y medio ambiente

Con respecto a la prohibición de los cruceros en Venecia. Se debate sobre encontrar un punto de equilibrio entre el turismo, la principal actividad económica de la ciudad, y la preservación del medio ambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here